Un trueno lejano

GOLDEN STATE WARRIORS, 116 | THUNDER, 115

Golden State: Curry (22), Thompson (27), Iguodala (14), Lee (20), Bogut (6) –equipo inicial-; O’Neal (4), Green (4), Speights (3), Barnes (16).

Thunder: Westbrook (31), Sefolosha (9), Durant (20), Ibaka (27), Adams (3) –equipo inicial-; Lamb (9), Jackson (12), Thabeet (0), Collison (2), Jones (2).

Parciales: 32-33, 30-29, 33-24 y 21-29.

Oracle Arena de Oakland. 19.596 espectadores (lleno).

Buff, qué difícil es encontrar grupos de Oklahoma… La conocemos por Timothy McVeigh, el último tornado, el conservadurismo rancio y por encontrarse en medio de la nada, pero desde luego, por sus grupos de música, no. Aún así, he encontrado algo con lo que acompañar la lectura. 

Mediada la primavera de 2012, los Thunder se aprestaban a enfrentarse a los Heat en su primera final de la NBA armados con el descaro de un equipo joven, y la desvergüenza propia de quien viene de ningún sitio (20-62 en 2008, último año en Seattle). Todo el establishment de la Organización -Stern, Nike, TNT, ESPN…- tenía preparados los papelitos rojos y negros para coronar a Lebrón, y si eso a sus Heat, como campeones después de la decepción que supuso el batacazo contra Nowitzki el año anterior. Algunos, no pocos, no lo veíamos tan claro. Los Thunder habían eliminado con meridiana claridad a Dallas (4-0), Lakers (4-1) y por último, a los Spurs (4-2), en lo que se suponía era el canto del cisne (ja,ja) de Popps, Duncan, Parker y Manudo.

Llegaron a adelantarse 1-0 en la serie final.

A partir de ahí, el equipo se hundió. Perdieron los siguientes cuatro partidos de una tacada sin que los Heat siquiera tuvieran que echar mano de un Lebrón excelso para derrotarles. Se les acabó la gasolina. Durant falló más de la cuenta, Westbrook chupó aún más de lo que acostumbra, Ibaka se mantuvo en sus algo menos de 10 puntitos de media y Harden, ¡ay, Harden!, el termómetro, que funcionaba como desatascador del equipo, que empezaba en el banquillo y acababa siempre los partidos, empezó a acumular malos porcentajes y peores decisiones, fruto probablemente del cansancio de un equipo en el que la falta de banquillo provocaba una sobre-exposición de sus jugadores principales. Llegaron fundidos y the Chosen One y compañía solo tuvieron que sentarse a ver pasar el cadáver de su enemigo.

Durante el verano, se acumularon las malas decisiones: No largaron a Westbrook y se quedaron con Harden, o como mal menor, no le enseñaron a Rusell que esto del baloncesto es un juego de equipo; dejaron que Durant se fuera a entrenar a casa de Lebrón, acentuando su melancolía; y renovaron por una millonada a Ibaka, que se merecía la renovación, no digo yo lo contrario, pero enviaron un mensaje negativo al siguiente de la lista, Harden, que veía que no quedaba pasta en la franquicia para pagarle lo que creía merecer. Así las cosas, el último día del mercado de fichajes, Harden hizo las maletas rumbo a Houston -donde anotó 90 puntos en las dos primeras jornadas, eso sí que es enviar un mensaje- y como mal menor, llegó Kevin Martin. Algún iluminado pensó que Martin, una estrella de nivel medio de la liga, de esas que la NBA nos vende para que creamos que hay estrellas en todos los equipos, acostumbrado a picarse hasta las zapatillas cada noche en empresas menores (Sacramento, Houston), bien podía reconvertirse a suplente-que-tira-del-carro cuando los buenos descansan. El experimento no salió ni bien ni mal, pero resultó evidente que no es lo mismo tirarse quince o veinte tiros por noche, y a ver los que entran, que tener diez como mucho,  y tío, ya que estás, mira a ver si los metes todos, que es un poco lo que hacía Harden.

De postre, en medio de los play-offs del año pasado, Westbrook sufre una lesión grave que lo aparta de las canchas 6 meses, y resulta que los que pensábamos en él como uno de los problemas del equipo nos damos de bruces con la cruda realidad. Sin Harden, y aún más sin Cantinflas, el equipo se reduce a un jugador extraordinario con pinta de Hamlet, un Cuatro prometedor que tapona como un loco, rebotea lo justo -esa querencia por el tapón le saca muchas veces de sitio-, y ha desarrollado un tiro a cinco metros que da gusto pero que es incapaz de aumentar su producción anotadora, un anotador que necesita muchos tiros para anotar, un jugador honrado (Collison), y un Sindicato del Banquillo que es una comedia. El resultado, una derrota en segunda ronda ante Memphis sin decir ni pío.

Y en este verano, ¿qué hace nuestro iluminado? Factura a Martin a los Wolves, que aplauden con las orejas el regalo, ya que su amenaza exterior hasta entonces es, digamos, escasa, y lo sustituye por… ¡espera, no! mejor no me traigo a nadie, a ver si suena la flauta y Sefalosha, fino estilista, incrementa por casualidad su caudal anotador y además, el resto del banquillo, para el que no he mirado en años (ahí sigue Thabeet descojonandose de todo el mundo) pues se ponen a anotar como locos.

Pues bien, la flauta permanece muda, y aunque los suplentes han incrementado algo su aportación -Reggie Jackson y Lamb no tienen mala pinta del todo-, Westbrook no está todavía al 100%, aunque ya se lo chupa todo como si lo estuviera, Ibaka crece pero no al ritmo que necesitan, Sefolosha persigue a la estrella rival con resultados discretos -ayer mi Klay Thompson le hizo 27 puntos con un 6/7 en triples en la primera parte- y el jugador con más clase de la liga camina meditabundo por la cancha, abrumado por las dudas. El único consuelo es que el poste de la luz que jugaba de Cinco, el sonriente Kendrick Perkins, se ha lesionado -o le pasa algo a un familiar suyo, no lo pillé del todo en la TNT ayer, y francamente, no estoy interesado, con que no juegue me basta- y en su lugar juega un fideo neozelandés, Steven Adams, que ha demostrado más baloncesto en dos días que Perkins en todos sus años en los Thunder -el Perkins que jugaba en Boston era otra cosa, como él mismo debe recordar con nostalgia-.

Ayer se enfrentaron al equipo de moda, y no jugaron ni bien ni mal, si no todo lo contrario. Aún así, estuvieron a punto de ganar con un triplazo de Wetbrook a falta de 10 seg., un canastón escandaloso de Iguodala lo impidió. En el debe de los Warriors, deberían revisar: a) sus problemas para atacar en estático en los finales apretados, eso suele indicar la ausencia de un base con cabeza, y b) el exceso de alharacas en su juego. Les ves anotar triples imposibles, penetraciones velocísimas, asistencias geniales y de repente, miras al marcador, y van sólo dos arriba. Quiero decir, a veces producen menos de lo que aparentan. Volviendo a los Thunder, con la de ayer suman su segunda derrota consecutiva -se habían ido al hoyo el día anterior contra los Clippers- y las dudas vuelven a aparecer.

Su problema es que después de llegar a esa final contra los Heat, su camino parecía claro: de equipo perdedor a play-offs, de play-offs a aspirante a la corona, el cielo es el límite, where amazing happens, etc., etc. Sin embargo, han sufrido un encontronazo contra la tozuda realidad- los Spurs no están acabados, y a este paso, no lo estarán nunca; Golden State y Clippers se apuntan al carro de equipos ganadores; Memphis es, o era, una roca- y contra las malas decisiones -Harden, Martin, el banquillo…- y de repente, están perdidos, desorientados. No saben sin son carne o pescado. Su puesto como pueblo elegido, Reyes en el Oeste y poder legitimado para enfrentarse a las Sombras que se extienden desde Miami está completamente en entredicho. No se sabe si Westbrook es una bendición o una maldición. No se sabe si Ibaka alguna vez conseguirá fabricarse una canasta debajo del aro él solo. Y no se sabe cuanto aguantará Durant antes de dar un puñetazo en la mesa. Lo que sí se empieza a saber es que quizás Scott Brooks no es el entrenador adecuado para esta tarea, y quizás también haya que empezar a buscarle sustituto, porque el encargo le queda grande de verdad.

Estadísticas completas, aquí.

Anuncios

4 pensamientos en “Un trueno lejano

  1. Maldición!!! No sé por qué, pero no me han llegado los correos con tus entradas. En otro, sí que me llegan. Bueno, a ver si por fuerza de insistir, llegan … Igual, se me olvidó marcar el checkbox para ello … capaz … Ala, marcado, para que no se me olvide.

    Bueno, el partido no lo ví, para mi estas horas son un poco intempestivas. Espero poder ver algo más cerca de Navidad o este Domingo, a ver si lo tengo un poco libre. Si, un parado, no tiene ni libre el domingo :))) El tema es que ahora me ha entrado un poco de trabajo, y mira … meses mirando el techo, y ahora currando hasta en finde, pero bueno, no pasa nada, yo encantado, así ingreso algo, que ya va tocando.

    Sobre lo de Westbrook o Harden … Pues yo siempre he confiando en Westbrook a que con la edad, fuera madurando, y no siendo tan cabra loca, aún así, sin haber llegado a ese punto, todos los que rajaban de el, y que echaban de menos a Harden, cuando se lesionó el año pasado, poco antes de comenzar los play-off’s, pues … cayeron del burro de la importancia de Westbrook, que vale, no pondrá sentido en determinadas ocasiones en el ataque, o se le cruzará los cables, en ataque, en dura pugna con Teodosic, pues … cosas de la vida, ¡¡¡empezaron a echarlo de menos!!! Y a decir, aaaaaay!!!Si estuviera Westbrook, Durant, no estaría tan defendido, Ibaka tendría más espacio dentro, la abuela fumaría mierda de la buena, y así una y mil excusas.

    Ahora, Westbrook ha vuelto, y se nota que poco a poco la mauquinaria va engrasándose, pero sin ser alternativa, porque sin un “5” que estorbe y anote sus 10 cutrepuntos, no hay nada que rascar. Esto por un lado, y por otro, el nivel de macarrismo de Ibaka, va aumentando conforme pasa el tiempo .. qué cosas, fue jugar en el mandril, y empezar a tener comportamientos raros … en fin, esperemos que se le cure. Al otro lado, si podemos decirlo, tenemos a Houston, con Harden, el que era el remedio de todos los males de Oklahoma, con un “5” que estorba, y que te mete sus 10 cutrepuntos o más, peeeero que por sueldo, no tiene ese papel de gregario, sino todo lo contrario, es de los que quieren los flashes de las cámaras, como si de una estrella se tratara, y sí, estrella a nivel de sueldo es, pero a nivel de juego no, no es Jabbar, ni Akeem o Hakeem Olajuwon, quien podría enseñarle unas cuantas cosas debajo del aro, no es ¡¡¡ni el sexto hombre de los Celtics del ’84 y ’85!!!, su entrenador, quien le podría dar todo un recital de movimientos al poste bajo, no, no es su nivel, y eso, se nota, y hace que el equipo se resienta.

    Y aprovechando que el río pasa por el Pisuerga, de McHale, me voy a Bird, para comentar que la alternativa seria es Indiana. El “pájaro” ha mejorado el equipo y con un año más de experiencia, son la alternativa clara a Miami. Por el Oeste …. cri, cri, cri, cri … ¿San Antonio otra vez? Oklahoma, si llega, no ganaría, le faltan mimbres, Memphis, no tiene equipo para ello, Golden State, juegan bonito, pero a la hora de la verdad, hay que bajar el culo y defender … Bueno, veremos los cambios de cromos cómo funcionan de aquí al All-Star.

    Mientras tanto, por Europa, el Madrid, va ganando fácil sus partidos en Euroliga. Muchos ya lo dan por ganador de la Euroliga, y vamos, para eso, aún le queda mucho. Ahora mismo, tal y como están los equipos es un claro candidato de F4, pero en función de cómo evolucionen los equipos y los cruces que se den, podrían hasta quedarse fuera. Ahora mismo, si tuviera que apostar por un campeón, yo lo hacía por el Fenerbahçe, que si sigue creciendo y mejorando, para mi es máximo favorito a la Euroliga. Luego tienes, los clásicos, CSKA con Messina, que hoy ha apabullado al Partizan, está claro, que este Partizan, no es el de hace 3 años. El Barça de XP, el cual está lejos de todo, pero tiene tiempo para engrasar la maquinaria y volver a los 70 puntos, que es donde se encuentra cómodo y lo que le gusta. Olympiacos, a pesar de la desbandada, si ficharan algún pivot, suplente, mejor que lo que tienen, serían serios candidatos a repetir, y poco más, porque la crisis, en Grecia, también ha pegado y duro, y el Panathinaikos, auqnue gana, y da guerra, ni de coña es una alternativa al título. Meterse en la F4, sería uan sorpresa. ¿La Crisis? Pues la crisis ha dejado a equipos como el Baskonia, en un triste retrato de lo que fué, en un Montepaschi de los chinos, en un Maccabi peleón, pero que no será ganador ni candidato a la F4, ahora mismo, en sólo 2 equipos griegos en Euroliga, en unos equipos franceses con presupuestos pírricos, y mira, así vamos … Ah, en los rusos, además del CSKA, hay otro, este año el Lokomotiv Kuban Krasnodar, qeu está donde Cristo perdió el gorro, pero que tienen un equipo chulo, entrenado por un señor que se ha comido a Pashutin y a su hermano gemelo. Eso sí, les falta alma, fuera, te pueden complicar mucho la vida, y en casa, perder contra cualquiera, y es que en su pabellón, no se sabe si hace más frío fuera o dentro, y no por falta de público, si no por cómo son. A veces, en situaciones como la siguiente …. meto un triple y ganamos el partido, ¡¡¡el público se levanta y aplaude!!! Momento en el que te das cuenta que están vivos y no congelados, como si gambas fueran del ex-Capitán Pescanova. Digo ex-capitán, porque la empresa, ha quebrado, sí, como lo lees, una de las míticas, como Fagor, o la de los Donuts … Esta crisis, a muchos, nos están dejando ya hasta sin referentes culturales :))))

    Y ahora, me marcho por donde he venido, esperando que alguien más escriba algo y así esto vaya teniendo vidilla. ¡¡¡Vamos!!! ¡¡¡Escribid!!! ¡¡¡Que es gratis!!!

  2. ¡Buenas! Como comentas en “acerca de” yo soy uno de esos a los que el basquet pues ni fu ni fa, pero como veo que haces recomendaciones musicales, y la música si que es algo que me gusta, sera un placer escuchar tus recomendaciones :)…. Y quien sabe a lo mejor nace un forofo de la NBA.

    Por cierto una lectura amena.

  3. Pues yo de baloncesto ni papa. Pero el blog está cojonudo y lo recibo bien: a ver si te haces famoso y fichas por el Canal +, que eso si es un curro y no lo que hace tu hermano (ya le dije yo que se metiera a los deportes, teniendo en cuenta que el nivel cultural de la sociedad está, más o menos, a la altura de la política…Era lo que tenía más futuro, fijo).

    Bueno, suerte. Ya iré preguntando cuando vea algo. Aunque para llegar a saber cómo de fútbol necesito años de entreno…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s