La busqueda de Erebor I

Vuelve a haber carne en el menú, muchachos. Tras casi seis meses de (interminable) competición, se acabó la espiral infinita del partidos, las 10 derrotas consecutivas, los cinco minutos de acción y cuarenta jugando al tran-tran, el tanking en todas sus versiones, los back-to-back en dos Estados diferentes (¿qué cuerpo humano puede resistirlo?). Se acabó todo eso, digo, porque ahora empieza la mejor competición de baloncesto del mundo: los play-offs de la NBA. Sigue leyendo

Anuncios